Mandala Tibetano de Kalachakra | Himalayan Paradise
    Himalayan Paradise

    Thangka Cuadro Mandala Kalachakra 35x35 cm.

    28,10 €

    Pintura tibetana del mandala geométrico del Kalachakra, realizada a mano y lista para ser enmarcada.

    Producto hecho en Nepal.

    Pieza única.

    Cantidad

      Política de seguridad

    Compra y pago 100% seguro en nuestro sitio web

      Política de transporte

    Envío gratuito para pedidos superiores a 80€

      Política de devoluciones

    Puedes devolver el producto o cambiarlo en nuestra tienda física

    Mandala tibetano dedicado a Kalachakra (Rueda del tiempo) pintado a mano.

    El cuadro del mandala tibetano del Kalachakra es una pintura tradicional budista realizada a mano sobre tela con pigmentos naturales y sin marco alrededor.
    Recomendamos enmarcarlo para una mejor exposición de la pieza.

    ¿Qué es un Mandala?
    Los mandalas son representaciones pictóricas con un significado místico y simbólico; diagramas que se utilizan en rituales y meditaciones, a través de la concentración y de su contemplación. Los hay con figuras geométricas, que se desarrollan partiendo de un punto central hacia el exterior manteniendo en todo momento la simetría; y con representaciones de diosas y dioses, con mantras escritos a su alrededor. Utilizados desde la antigüedad por budistas e hinduistas, son capaces de abrir caminos hacia la reflexión sobre el Universo y sobre uno mismo.

    ¿Quién es Kalachakra?
    Kalachakra es una deidad del budismo tántrico
     referida al concepto de tiempo (kala) y de rueda o ciclo (chakra).
    Estos ciclos del tiempo hacen referencia tanto a aspectos externos al ser humano (ciclo de los planetas y estrellas) como aspectos internos (ciclos energéticos del cuerpo, ciclos de respiraciones, etapas vitales, etc.). Estos conceptos representan a nuestra naturaleza absoluta y a nuestro ego formado por el ser interno y el universo externo.
    Kalachakra representa el conocimiento absoluto de Buda. Sus enseñanzas ayudan a controlar las influencias internas y externas que se puedan dar y así trabajar con las energías sutiles del cuerpo con el fin de llegar a la iluminación.
    También se representa mediante un mandala geométrico que engloba todos estos aspectos internos y externos de la existencia, y el objetivo del cual es aportar paz y equilibrio al mundo que habitamos. Como curiosidad, una vez elaborado el mandala con arena y realizada la meditación de Kalachakra, se procede a su destrucción como símbolo de impermanencia y de continuidad de la rueda del tiempo.
    El mantra de Kalachakra es: Om Ham Ksa Ma La Va Ra Soha.


    Medidas aproximadas del cuadro mandala Kalachakra 35x35: 35 x 35 cm.


    Este artículo ha sido elaborado a mano en Nepal bajo los criterios del comercio justo y es una pieza única.
    Debido a su singularidad y exclusividad, cada pieza es diferente y el producto que recibas puede diferir de la fotografía mostrada en esta página.

    Detalles del producto

    TH-000-18-S
    5 Artículos
    Nuevo